Trucos para quedar embarazada

La decisión de un embarazo es un momento crucial en la vida de una pareja. Algunas lo logran rápidamente, pero no es la mayoría de los casos. En efecto, no es muy fácil conseguirlo; con las condiciones óptimas, sólo un 25 % de las parejas tienen éxito de embarazo manteniendo relaciones frecuentes sin métodos anticonceptivos. Y, a medida que avanza la edad (hacia los 35/40 años), las probabilidades son aún menores, por esta razón es que daremos aquí algunos trucos para quedar embarazada que pueden resultar útiles.

Hay algunas medidas previas que son aconsejables tomar y así preparar el organismo para el futuro embarazo. Por ejemplo, puede resultar beneficioso realizar algunos estudios preconcepcionales, como análisis clínicos, ginecológicos e infectológicos, para evitar cualquier riesgo una vez que se ha logrado la concepción.

Entre los trucos para quedar embarazada que mejor puede funcionar es prestarle atención a la fecha de ovulación. Esta etapa fértil abarca unos seis días, los mejores son los anteriores y posteriores a la ovulación, momento en que uno de los ovarios libera un óvulo maduro (ovocito) y ocurre alrededor del día 14 del ciclo menstrual, si la mujer tiene un período regular de 28 días.

Para estimar la fecha de ovulación, se calculan unos catorce días previos a la llegada de la menstruación. No obstante, hay otros indicios que pueden indicarla, tales como dolores semejante a los menstruales, la textura del moco cervical y el aumento de la temperatura basal. Actualmente, los avances tecnológicos permiten detectar estos cambios a través de tests de ovulación que pueden ayudar a calcular con más exactitud cuál es el momento fértil de cada mujer en particular.

Un mito común suele ser la frecuencia en las relaciones, normalmente se cree que cuantas más relaciones se tiene, más aumentan las probabilidades. Sin embargo, los médicos suelen recomendar no tener relaciones sexuales todos los días, y menos varias veces al día. Cuanto más seguida sea la segregación de semen del hombre, menor será la cantidad de esperma producido, por lo tanto, la frecuencia que se recomienda es día por medio y, como ideal, tres veces esa semana.

En cuanto a las posiciones para tener relaciones sexuales, hay algunas que benefician la concepción. No es recomendable, por ejemplo, que la mujer esté parada o arriba del varón, pues por efecto de la gravedad, los espermatozoides saldrán de la vagina con mayor rapidez. Conviene, en cambio, que se ubique el hombre detrás o encima, pues aumenta las posibilidades al ser más profunda la penetración y así el semen se acerca más al cuello uterino. Lo mismo sucede con la posición lateral.

Otro de los trucos para quedar embarazada es no lavarse después de tener relaciones y muchos aconsejan quedarse acostada por lo menos media hora después, boca abajo, con una almohada que levante la pelvis, ya que así aumenta la cantidad de espermatozoides que entran en contacto con el cuello uterino.

Finalmente, no es bueno obsesionarse con la planificación de las relaciones sexuales ya que, según los especialistas, la tensión que genera estar pendiente de los mejores días es contraproducente para la gestación y, si está relajada, lo más probable es que el embarazo llegue cuando menos se lo espera la pareja.

Deja un comentario