Test de Embarazo: Mitos y realidades

Descubre toda la verdad de los test de embarazo

Test de Embarazo: Mitos y realidades. Desde tiempos ancestrales se han probado diferentes técnicas para comprobar lo antes posible si hay un embarazo en curso. Sobreviven aún en nuestros días, desde la prueba del aceite, la del vinagre, la del péndulo… hasta cuestionarios on line que prometen darnos la noticia que tanto esperamos, pero ¿cuánto hay de cierto en todos estos tests de embarazo?

Si no queremos caer en un autoengaño, lo mejor es recurrir a métodos científicamente comprobados y veraces como son los tests de embarazo y que, además, podemos realizarlos en la privacidad de nuestra casa. Veremos a continuación algunas cuestiones que suelen andar “de boca en boca” y que no siempre son acertadas:

¿Cuál?

Hay solo tres vías seguras de detección de embarazo: el análisis de sangre, que se solicita en laboratorios bioquímicos a través de un pedido médico, la eco, o el test de embarazo en orina, que se puede realizar con absoluta reserva comprando el test de venta libre en tiendas onlines y farmacias. Tanto el test en sangre como en orina se basan en la medición de la hormona Gonadotropina Coriónica humana (hCG: del inglés human chorionic gonadotropin) que es sintetizada únicamente por las mujeres embarazadas cuando el embrión comienza a desarrollarse alrededor del décimo día de embarazo.

¿Por qué?

La ovulación se produce, en general, a la mitad del ciclo menstrual; por lo tanto, la mayoría de las mujeres ovulamos más o menos 14 días antes del final del ciclo. Como la vida del huevo es de veinticuatro horas, debe ser fertilizado en este breve período de tiempo. Si esto ocurre, el cigoto (óvulo fecundado por el espermatozoide) se convierte en embrión y desarrolla el trofoblasto, grupo de células que conformará la placenta. Es el trofoblasto el que produce la hormona hCG y comienza cuando el embrión se implanta en la pared del útero.

¿Cuándo?

Por lo que acabamos de explicar, la hormona hCG comienza a producirse entre seis y doce días después de la fecundación. Esto significa que no tiene sentido que hagamos un test de embarazo después de haber tenido una relación sexual sin protección. Cuando el embrión ha iniciado la producción de hCG, es necesario todavía que pasen algunos días para que la hormona alcance una concentración sanguínea suficiente y pueda ser detectada por los exámenes más sensibles, como el caso de los test de embarazo tipo tira ultrasensibles, de lo contrario, no hay posibilidad de que tengamos un resultado positivo. Lo más seguro es realizar el test de embarazo uno o dos días después de la fecha que esperábamos la menstruación.

¿Cómo?

En el caso del test de sangre, se saca una muestra que el bioquímico pondrá en un tubo para analizar posteriormente. Con respecto al test de orina, en general se toma un poco de orina en un pequeño envase en el que se coloca una cinta reactiva o bien se recogen unas gotas en la misma cinta, depende de los formatos del test. La clave es leer cuidadosamente las instrucciones para realizarlo y la explicación de cómo interpretar el resultado, que suele ser muy simple, por ejemplo, la marca de una línea indica que el test está bien realizado pero es negativo; una segunda línea indica un resultado positivo. No es necesario que sea la primera orina de la mañana, aunque sí es la mejor por ser la más concentrada, solo con la retención de unas dos horas ya podemos realizarlo y se obtiene el resultado en tres o cinco minutos.

¿Hay interferencias en el resultado?

Los métodos anticonceptivos no interfieren en el resultado. Tampoco los medicamentos comunes lo alteran, como suele creerse, ya que ninguno (excepto los que se suministran en casos de tratamientos de fertilidad) contiene la hormona Gonadotropina Coriónica Humana, la cual –como dijimos- es producida sólo por la placenta cuando el embrión se ha fijado a la pared, lo que provoca que el cuerpo lúteo siga produciendo hormonas, no que las inhiba, indicándole al endometrio que no se desescame e impidiendo la menstruación. Ni el hecho de ser fumadora, haber ingerido bebidas alcohólicas o estar con fiebre pueden causar un falso positivo en el test de embarazo.

¿Cómo realizar el test de embarazo en caso de ser irregular?

Si se tiene un ciclo irregular, el test de embarazo debe hacerse, por lo menos, veintiún días después de la última relación sexual que pudo generar la concepción. Recordad que mientras más días pasen sin que baje la menstruación y que haya alguna posibilidad de un resultado positivo, más seguras estaremos de la veracidad del resultado.

¿Y después?

Si el resultado es positivo, lo más indicado es consultar al ginecólogo para que realice una ecografía de confirmación lo antes posible, lleve a cabo los exámenes de rutina y verificar que todo esté evolucionando normalmente. También es conveniente tomar medidas de una dieta adecuada y la restricción en algunos hábitos que pueden ser nocivos para el embarazo.

COMPRAR TEST DE EMBARAZO

COMPRAR PACKS TEST DE EMBARAZO

Deja un comentario