PRE-SEED Lubricante vaginal

Lubricante vaginal para ayudar a conseguir el embarazo

Desde el momento que tenemos pensado concebir, muchas parejas no sabemos las cuestiones básicas sobre fertilidad. No es suficiente con tener relaciones, hay que saber cuándo tenerlas y, si hay métodos que nos ayuden a lograrlo lo más rápidamente posible, sin provocar el desgaste emocional que ocasiona el intentarlo y fracasar mes tras mes, no debemos dudar en echar mano a ellos.

En general, es el momento en que comenzamos a interesarnos por cómo funciona nuestro cuerpo y cuál es la manera más rápida y natural de conseguir el embarazo. Uno de las primeras informaciones que tenemos que conocer es que hay que aprovechar nuestra abundancia de moco cervical en los días más fértiles ya que, además de facilitar las relaciones sexuales, ayudan a que los espermatozoides alcancen el óvulo.

En efecto, recordemos que después de finalizar la menstruación, la parte interna de la vagina queda bloqueada con un tapón de mucosidad que sirve para prevenir infecciones. Después de aproximadamente siete días, el moco disminuye su acidez y se pone más elástico. Esto permite que los espermatozoides pasen a través del cérvix a las trompas de Falopio, donde el óvulo puede ser fecundado.

Precisamente, algunos métodos anticonceptivos dependen de la observación del moco cervical para determinar los períodos de fertilidad y de infertilidad. Otros métodos hormonales inhiben la ovulación, pero su efectividad se incrementa debido a que evita que el moco cervical disminuya su espesura, ya que esto ayuda a bloquear la entrada de los espermatozoides en el útero.

Sin embargo, muchas veces sin saberlo, nuestro organismo no tiene la calidad óptima de moco cervical, lo que hace más arduo el trabajo de los espermatozoides. En este caso, encontramos en el mercado un lubricante con un PH semejante al del moco cervical humano, que no interfiere con la movilidad de los espermatozoides; se llama Pre-Seed, está avalado por numerosos estudios clínicos y se lo considera “fertility frienly” (podríamos traducir esto como amigable para la fertilidad) porque es acuoso y parecido a nuestro flujo del período fértil.

En efecto, aunque muchos no lo saben, la mayor parte de los lubricantes comunes, incluso los naturales o caseros, como la saliva, el agua o el aceite de masajes, pueden jugarnos una mala pasada sin saberlo, porque dificultan el movimiento de los espermatozoides y, a veces, los matan porque contienen espermicidas.

Pre-Seed facilita el camino

La tarea del Pre-Seed es, entonces, crear un “clima” ideal para que los espermatozoides vivan el mayor tiempo posible, simulando el moco cervical natural de la mujer, que es el único lubricante facilitador del camino hacia el óvulo.

En general, no es como cualquier lubricante; es más liviano, no gotea y resulta muy agradable. Si no estamos acostumbradas a este tipo de productos, es importante para no sentirnos incómodas en el momento de colocarlo y utilizarlo de la forma más sencilla, fácil y cómoda. Ahora bien, ¿cómo sabemos si debemos usarlo y en qué momento del ciclo? Reconociendo los tipos de flujo, podemos ayudaros a encontrar la clave:

Cuando el flujo tiene aspecto de “clara de huevo”, es decir, que se puede estirar entre los dedos de dos y medio a cinco centímetros sin que se rompa, es el momento indicado para tratar de concebir. Por su textura y consistencia, los espermatozoides nadan a través del cuello del útero para llegar a las trompas de Falopio sin dificultad y uno de ellos podrá fecundar el óvulo. Este es el flujo que “imita” el Pre-Seed si es que no lo encontramos a lo largo de nuestro ciclo.

Luego tenemos un período en el que el flujo cervical es acuoso, más líquido que el anterior, pero ya no es posible sostenerlo entre los dedos porque gotea. Es muy probable, incluso, que podamos confundirlo con pérdida de orina. En este período también es posible conseguir el embarazo, pero los espermatozoides no se mueven tan cómodamente, por lo que también es recomendable ayudarlos con el lubricante Pre-Seed. Si el flujo cervical es espeso y cremoso, impide que los espermatozoides avancen. Lo mismo sucede si es pegajoso; esto prácticamente imposibilita quedar embarazada y suele coincidir con el período infértil, por lo que no conviene que nos hagamos expectativas falsas ni podemos esperar que el lubricante sea milagroso.

Pre-Seed te ayuda a concebir creando el clima perfecto

Como veis, la cuestión del flujo es algo que no tenemos en cuenta y, aunque no es definitorio en el momento de concebir, es importante tenerlo presente porque a veces, después de varios intentos, la ansiedad crece, las relaciones sexuales pasan a ser una “obligación” y la ayuda de un estimulante puede pasar a ser muy valiosa, si este es Pre-Seed, tenemos la certeza de que, además, nos favorecerá para conseguir el objetivo tan deseado.

Por otra parte, su uso es muy sencillo. La caja de Pre-Seed viene con el recipiente de lubricante y varias jeringas. Con ellas introducimos la cantidad del producto que indican las instrucciones (esta dosis suele resultar excesiva, pero la cuestión es ir probando hasta que nos sintamos cómodas), en la zona de la vagina profunda (cérvix), más o menos adonde llegamos cuando introducimos un tampón.

Las dosis recomendadas en casi todos, es de cuatro gramos, los que vienen marcados en las jeringas. La aplicación es rápida y fácil; no se cae si nos ponemos de pie y, dependiendo de la necesidad de cada uno, podemos optar por prescindir de las jeringas y extender una cantidad generosa en la zona externa de la vagina.

Datos menores pero que no carecen de importancia: tiene un precio módico; se compra cómodamente a través de internet y ayuda al logro de un embarazo –si el problema del flujo es lo que está impidiendo conseguirlo- optimizando las circunstancias y otorgándonos además una sensación placentera. Esto, en cuestiones de tratamiento para concebir, no es poco.

COMPRAR PRE-SEED LUBRICANTE VAGINAL

Deja un comentario