Hierba de trigo o wheatgrass

Si te pones a hacer memoria de algunas lecciones de biología, recordarás que la clorofila es la base de toda vida vegetal, que es el primer producto de la luz y que, por lo tanto, contiene más energía que la luz de cualquier otro elemento. ¿Cómo puedes obtener este cocktail explosivo de nutrientes? Pues, al consumir, de modo natural y ecológico, hierba de trigo o wheatgrass.

Esta se obtiene de la hierba tierna del trigo, cuando tiene el valor nutritivo y mineral más alto. Es una gran fuente de nutrientes de fácil absorción, contiene la mayor parte de las vitaminas del complejo B y las vitaminas C, E, H y K, betacaroteno, minerales, aceites omega y aminoácidos. Utilizado en polvo o zumo es un crudo que puedes tomar por vía oral y también puedes utilizar en forma ectópica sin efectos secundarios.

Al tomar jugo de hierba de trigo, o en forma de comprimidos o consumirlo de alguna otra manera que te apetezca, sentirás más fuerza, resistencia, salud y un agradable sentido de bienestar. Actúa, digamos, como un detergente en el cuerpo. Por ser alta en oxígeno, al igual que todas las plantas verdes que contienen clorofila, tanto el cerebro como la función de todos los tejidos del cuerpo funcionarán a un nivel óptimo en un entorno altamente oxigenado.

Retomando otra vez aquellas lecciones de biología, recordarás también, que la clorofila se puede extraer de muchas plantas, pero la hierba de trigo es superior porque se ha encontrado que tiene más de 100 elementos necesarios para el hombre y, si es cultivada en suelo orgánico, absorbe 92 de los 102 minerales conocidos de la tierra.

Entre todos los beneficios que obtendrás con la ingesta diaria de clorofila a través de la hierba de trigo o wheatgrass, está el hecho de que entra en los tejidos y los refina, lava depósitos de toxinas y metales pesados, purifica el hígado, mejora los problemas de azúcar en la sangre, cura el acné, ayuda a que el cabello no se vuelva canoso e incluso elimina las cicatrices después de una ingestión regular entre siete y ocho meses.

También tiene un poderoso valor antiséptico: previene las caries dentales, aclara el aliento y limpia las impurezas de las encías; neutraliza infecciones, sana heridas, acelera injertos de piel, cura sinusitis crónica y reduce venas varicosas de las piernas.

Si mantienes el jugo en tu boca durante 5 minutos, eliminarás los molestos dolores de muelas o puedes hacer gárgaras para calmar un dolor de garganta. Además, es recomendada para problemas de la piel tales como eczema o psoriasis y para trastornos de la sangre de todo tipo ya que reduce la presión arterial elevada y aumenta los capilares.

Como si todas estas virtudes fueran pocas, puedes utilizar la hierba de trigo para restaurar tu fertilidad, puesto que por su alto contenido en magnesio, restablece las hormonas sexuales; te ayudará en el tratamiento de inflamación del cuello del útero y a deshacerte de infecciones vaginales.

El pasto de trigo es beneficioso para la fertilidad por el número de efectos positivos que tiene sobre el cuerpo. El consumo de la hierba de trigo ayuda a equilibrar los niveles de pH en el cuerpo para hacer un ambiente más adecuado para los óvulos y los espermatozoides. Aumenta los niveles de oxígeno en el cuerpo para mejorar la estructura de la célula y órgano y actúa como un potenciador de la fertilidad en general. En síntesis, te armonizará el organismo de tal modo que optimices tus condiciones para concebir.

Deja un comentario