12 Síntomas tempranos del embarazo

Quisiera contaros una experiencia personal con respecto a la importancia de prestarle atención a los síntomas tempranos del embarazo. Después de buscar la concepción durante muchos años –nueve para ser más exacta- desistí de los sucesivos intentos y decidí comenzar los trámites necesarios para la adopción. Ese verano, particularmente agobiante por el excesivo calor, tuve una infección en el oído que me estaba enloqueciendo. Cuando acudí a la cita médica, el doctor me preguntó si estaba embarazada para poder prescribirme la medicación. Muy segura le contesté que no. A los pocos días supe que, efectivamente, había logrado concebir y había corrido un riesgo innecesario.

La necesidad de saber tempranamente si estamos esperando un bebé no solo calma la ansiedad sino que también nos puede ayudar a comenzar de inmediato con el cambio de algunos hábitos, para asegurarnos de optimizar el desarrollo del embarazo, como pueden ser el consumo de alcohol, tabaco, etc. O, como en mi caso, dejar de utilizar ciertos medicamentos.

No todas las mujeres tienen las mismas experiencias, pero algunos síntomas tempranos de embarazo suelen ser comunes o muy propios de este importante cambio en nuestro cuerpo y es significativo prestarles atención. A continuación les damos algunos que pueden presentarse:

  1. Cansancio o sueño. Es difícil determinar si ese cansancio es producido solo por nuestro ritmo de vida, sin embargo, debemos notar que es una sensación particular de sueño que no podemos manejar y que es inusual si más o menos realizamos las mismas actividades diarias. Lo mejor en estos momentos es tratar de descansar más y comer mejor sin recurrir a bebidas estimulantes.
  2. Sangrado muy leve. Muchas veces puede haber dolores semejantes a los menstruales, muy leves, que muchas podríamos confundir con los de la ovulación pero que en realidad están relacionados con el momento de la implantación del óvulo fecundado en las paredes del útero. Estas molestias van acompañadas frecuentemente con un suave sangrado que aparece a los seis o doce días de la concepción.
  3. Olfato y gusto sensibles. Debido a los cambios hormonales que comienzan desde el mismo momento de la gestación, los sentidos se sensibilizan y, los aromas o sabores que solían disgustarte antes, a partir de ese momento pueden llegar a producirte nauseas o vómitos, este síntoma muy evidente, suele desaparecer en el segundo o tercer trimestre.
  4. Senos más grandes o más sensible al tacto. El cambio en el tamaño de los senos es otro indicador temprano del embarazo; a veces también duelen o dan la sensación de estar hinchados y la areola se oscurece.
  5. Náuseas y mareos. La gonadotrofina coriónica humana (HCG) es una hormona que produce el embrión y que enriquece el útero para el desarrollo del bebé. Esta es la responsable de uno de los síntomas más molestos del embarazo, las náuseas, las cuales aparecen por lo general en la segunda semana y se prolongan hasta el cuarto mes. Por otra parte, a menudo antes de la náusea puede haber mareos que pueden hasta causar desmayos. Esto puede estar vinculado a la dilatación de los vasos sanguíneos y los niveles bajos de azúcar en la sangre, así como la caída repentina de la presión arterial.
  6. Frecuente necesidad de orinar. Desde las primeras semanas el crecimiento del útero comienza a apretar la vejiga, lo que no permite retener mucho tiempo las ganas de orinar.
  7. Estreñimiento. Los altos niveles de progesterona en el cuerpo ralentizan el proceso de digestión, por lo que muchas mujeres tienen problemas de estreñimiento en las primeras semanas. Para evitar problemas que pueden prolongarse durante todo el embarazo, es importante beber mucha agua y comer frutas y verduras ricas en fibra.
  8. Cambios de humor. Así como en el síndrome premenstrual, debido a los abruptos cambios hormonales que se producen en las primeras semanas, se pueden producir modificaciones en el estado de ánimo que pasan de la euforia a la tristeza en instantes, como así también en el aumento de sensibilidad ante los acontecimientos de la vida.
  9. Secreción de flujo blanquecino. De manera inmediata después de la concepción, s produce un flujo particular, de color blanquecino, generado por el engrosamiento de las paredes vaginales que previenen infecciones.  
  10. Sensación de calor. Debido a que la temperatura basal sube unos tres grados centígrados desde la ovulación hasta la menstruación y, en caso de estar embarazada, se mantiene, en muchos casos se percibe una constante sensación de calor, principalmente en las manos y los pies.
  11. Sabor metálico. Aunque parezca increíble, hasta el gusto se modifica en el embarazo. Los aumentos en las hormonas femeninas estrógeno y progesterona producen lo que se llama Dysegusia, que produce la sensación de encontrarle un sabor metálico a todos los alimentos. Aparece a las dos semanas y puede durar todo el embarazo, aunque en general desaparece en el segundo trimestre.
  12. Acidez. Ocho de cada diez mujeres experimentan acidez estomacal durante el embarazo. Es más común en el segundo y tercer trimestres, causadas por un útero en crecimiento, al pulsar sobre su estómago. Sin embargo los cambios hormonales pueden relajar la válvula entre el estómago y el esófago, lo que significa que usted tiene este problema al principio de su embarazo.

Estos síntomas tempranos de embarazo pueden sugerir una gestación en curso, pero de ninguna manera deben confirmarla o descartarla. Algunas mujeres presentan solo uno o dos, otras ninguno y solo se enteran que han concebido ante la primera falta en el ciclo menstrual. Es importante concurrir de inmediato al especialista médico para verificar, a través de los análisis correspondientes, si estos signos corresponden a que efectivamente un bebé viene en camino o hay algún otro proceso de cambio en nuestro cuerpo. La medición BhCG en orina o en sangre nos dará el veredicto definitivo.

Deja un comentario